El gemelo

El fantasma del espejo III

 

 

Durante muchos años he sido objeto de burlas con el más allá, las empresas que venden Ouijas deberían pagarme un sueldo por ser quien mantiene vivas las leyendas sobre mí. No es que disfrute con cada joven al que atormento ni me enorgullezco de llevarlos al infierno sin darles una segunda oportunidad.

 

Tal y como me prometió el Gemelo, después de un tiempo siendo juez y verdugo de los incautos, he conseguido algo de libertad. Al fin estoy respirando, me ha sido devuelto mi cuerpo y estoy viva. Aún así, sigo siendo su esclava aunque muchos de los mortales considerarían mi condición como un privilegio.

 

Aunque tengo cuerpo y puedo alimentarlo, dejarme llevar por los placeres e incluso sentir cosas por las criaturas del mundo, sigo siendo inmortal. No envejezco y tengo un poder que muchos matarían por poder tener. Yo maté, y mucho, pero no lo pedí ya que siempre me han forzado a hacerlo. Tampoco soy inocente, he sido el arma ejecutora y no he puesto resistencia a mi condena. El poder que se me ha dado es el de los ángeles. Es decir, puedo volar, puedo cerrar los ojos y aparecer donde quiera y lo que nunca deja de asombrarme… puedo viajar en el tiempo y observar como espectadora hechos que he presenciado o incluso puedo hacerme visible y tangible en lugares donde nunca antes he estado. Tengo mis limitaciones, soy incapaz de ser tangible dos veces en el mismo tiempo. Si por ejemplo quiero hacerme real en un lugar, es imposible que pueda volver a manifestarme en otro lugar en ese momento. Como mucho puedo presenciar hechos desde los reflejos de los espejos, invisible, intangible, como mera espectadora.

 

Por esa razón solo en raras ocasiones puedo manifestarme en forma física y carnal. Primero por la limitación mencionada, segundo, porque sigo siendo esclava del Gemelo y solo debo hacerme real cuando tenga que llevarme al insensato que él me diga. Puedo escaparme de su control ya que aunque me pidiera que hiciera mi trabajo sin descanso, al tener el tiempo en mis manos, puedo ir y ver lo que se me antoje mientras mi yo físico se dedica a lo suyo. A veces siento que esa no soy yo. La que se lleva las almas al infierno no existe, es una marioneta del Gemelo. Pero bien pensado, conociendo la realidad del universo… ¿qué es real? Puede que yo misma… y puede que ni eso.

 

Mi condición, tan envidiada por tantos, vanagloriada por otros, es tan terrible o más que condenarse al infierno. He visto que el mundo tiene de moda una frase estúpida que no tiene ningún sentido para mí: "Aquí y ahora".

 

¿Aquí? Mi cuerpo no está donde está mi consciencia y esta puede ver millones de cosas en el mismo instante porque no estoy sujeta al tiempo.

 

¿Ahora? ¿Qué es "ahora" cuando puedes ser consciente de tantas cosas en el mismo instante de tiempo?

 

Te voy a decir una cosa, humano, no existe aquí, no existe ahora y mucho menos existes tú. No eres libre de hacer lo que quieras porque tú mismo te echarás el lazo al cuello cuando sepas qué eres realmente y seas consciente de las consecuencias de tus actos. Eres un sueño, un pensamiento de Dios que es la única cosa que existe. Y todo lo que estás viendo es su sueño, porque eso es él, un ser dormido que lo sueña todo. Su única parte consciente, es el Gemelo, que lucha con todas sus fuerzas por destruir ese sueño y hacerle despertar. La pregunta es...

 

 

¿Despertar dónde?

 

 

 

______________________________________________________________

 

Verónica

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    carla (martes, 05 julio 2011 20:49)

    Waoo... Esto te hace replantearte muchas cosas! En fin estuvo bien, fue bueno saber como pensaba veronica!

Animal es el que abandona a su mascota.

Si es la primera vez que entras a la página, te recomiendo que entres al Indice.

¿Te gusta esta página?

 Ilustración por Wendy Naomi Arias Audiffred

El asesino que escribía cartas de amor

 

Libro primero de la recopilación de relatos más relevantes de la página.

Disponible a la venta. 

 

Haz click para ver detalles.

  

Ilustración por Antonio J. Fernández Del Campo.

 

Próximamente:  Segundo volumen recopilatorio.

 

Fausta

 

Ya disponible en papel

 

CONTACTO: 

 

Si quieres recibir por email los avisos de las novedades más recientes, inscríbete en el enlace siguiente.

 

Si quieres contactar conmigo directamente por email, escríbeme a esta dirección:

 

tonyjfc@yahoo.es

Chat

Contenido protegido por la ley

El disco de 2 Gb más pequeño del mundo
El disco de 2 Gb más pequeño del mundo