Los grises

3ª parte


 

         Aquella tarde, mientras Charly cenaba su papilla de pescado con calabacín Antonio decidió contarle a Brigitte lo poco que podía compartir con ella.

         - He estado buscando trabajo -comentó-. Ayer fui a una entrevista y me han cogido.

         - ¿En serio? -Brigitte sonreía-. Por fin vas a hacer algo de provecho. Debe gustarte mucho para que lo aceptes.

         Antonio resopló, si ella supiera...

         - Ya sabes que siempre me ha gustado la informática. Tengo ganas de saber hasta qué punto puedo ayudar con mis aptitudes.

         - Estoy orgullosa de ti. Estaba preocupada de que nuestro hijo se acostumbrara a verte haciendo el vago todo el día y quisiera ser como tú de mayor.

         Ese comentario le dolió profundamente. Su oficio era investigar casos sobrenaturales y tenía pocos clientes, a mayores casi nunca pagaban. Vivía de las rentas por sus casas alquiladas pero su profesión era algo más que pasar el rato. Se jugaba la vida en cada caso.

 

 

 

         El día 8 de abril de 2015, a la mañana siguiente, la teniente Abby le llamó al móvil a las nueve y media de la mañana. Antonio acababa de dejar a Charly en la guardería.

         - Soy Abby, pasaré a recogerte a tu casa a las once y media. Hoy comienza tu instrucción.

         - ¿Vendrá alguien más?

         - Sólo uno, Tomás Guerrero pero la hará aparte. Los demás están muertos.

         - ¿Cómo? ¿Qué ocurrió?

         - No pudimos salvarlos.

 

 

 

         La teniente Wright se presentó en su puerta con el Mustang rojo. Apenas se acomodó en el asiento, arrancó y se puso en marcha a gran velocidad. Una vez en la autopista Antonio rompió el silencio.

         - ¿Cuál es tu historia? -Se interesó-. ¿Cómo has llegado a formar parte de estos frikis?

         Abby le miró con media sonrisa.

         - ¿Eso piensas de nosotros?

         - No te lo tomes a mal, seguramente yo sea más que vosotros.

         - Se te va a quitar la guasa cuando entiendas que no cazamos musarañas -suspiró-. Mejor dicho, vas a querer gritarnos por no avisarte de dónde te metías.

         - No me has respondido -la ignoró.

         - Mi padre es el que me ha educado creyendo en los grises. En 1975 en un túnel de New York, él su mujer Martha iban en un coche y se les paró de repente. Mientras él trataba de arrancarlo ella aprovechó y salió a limpiar los cristales de atrás, que estaban cubiertos de nieve. Jamás volvió a verla. Desde entonces estuvo obsesionado con encontrarla y para que dejara de pregonar que eran los grises quienes la secuestraron la agencia le prometió encontrarla. Le contrataron, fue uno de los más veteranos soldados del EICFD. Yo les descubrí y me presenté voluntaria cuando tenía catorce años. Me pagaron los estudios mientras me preparaba físicamente en una academia militar secreta. En el año 2007 me alisté y estuve en Irak año y medio. Querían que tuviera formación bélica de verdad. Después me incorporé a la organización hace unos seis años.

         -¿Llevas tanto tiempo buscando marcianos?

         - No, parece que no o entiendes, aquí luchamos contra ellos. En mi primera misión fui la única superviviente, ese día matamos a diez grises. Claro que mis compañeros lo hicieron posible. Me cubrieron y cayeron por salvarme.

         - Me cuesta creer todo esto sea cierto y que sean tan peligrosos -se sinceró Antonio.

         - Ese es el problema. Cuanto antes lo entiendas mejor para todos. Pero no es tu culpa, es la cultura popular que los ha mitificado como criaturas simpáticas y amistosas que sólo buscan un lugar donde vivir en el basto universo.

         - Y no es así -dedujo él.

         - Tú no has visto sus ojos de cerca. Si la maldad tuviera un rostro, ellos la representan a la perfección.

         Lo cierto es que los vio un par segundos pero no tan de cerca como para confirmar eso.

 

 

 

 

         Guardaron silencio el resto del trayecto. Aparcó junto a un edificio a medio terminar, uno de tantos que cualquiera hubiera dado por abandonado debido a la quiebra de una empresa constructora.

         Entraron por lo que debió ser un hall principal de entrada, sólo que sin vigilancia, sin techo y con las paredes decoradas con grafitis descascarillados. Se metieron en un hueco oscuro, donde debieron poner el ascensor y Abby metió la mano en un agujero lleno de telarañas. El suelo tembló cuando la pared de en frente se movió hacia la derecha. Ante ellos apareció una sala prácticamente desnuda, con tabiques de hormigón y una mesa de plástico roñosa en un extremo. Al entrar el muro volvió a su lugar y quedaron aislados.

         - Qué cuartel general más decepcionante -opinó.

         Al volverse hacia Abby no la vio tras él. Corrió de vuelta al muro que acababa de cerrarse y no logró moverlo ni un milímetro.

         Le habían encerrado.

         - ¿Qué es esto? -Exclamó, golpeando la pared.

         No le contestaron. Evidentemente aquello era una trampa. Se asustó, ¿cómo pudo confiar en ellos?

         - ¡Abrirme ahora mismo!

         Si era una broma quería demostrar que no le hacía ninguna gracia, estaba cabreado.

         - ¿Abby? -Insistió-. ¡Sé que estás ahí, me escuchas¡ Déjate de tonterías, ábreme.

         Sólo escuchó su propia respiración agitada como respuesta.

         Después de un buen rato de llamadas sin respuesta se dio por vencido. Se alejó de la entrada unos diez pasos y corrió con todas las fuerzas de sus piernas contra la pared móvil. Cuando llegó alargó la pierna derecha con una patada frontal y el edificio tembló por su embestida. Pero no movió la puerta ni un milímetro, era como si fuera muro continuo.

         - Malditos bastardos...

         Examinó la enorme sala. Quizás existía otra salida. Mientras recorría las paredes con las manos se le ocurrieron muchas posibilidades: le habían secuestrado, pronto llamarían a Brigitte por un jugoso rescate. Era un crédulo estúpido, no le enseñaron ningún documento, les creyó sin dudar un sólo momento. Le conocían... Sabían que le sobraba el dinero.

         Siguió palpando la pared hasta que recorrió las cuatro y no hubo suerte. Ni un sólo resquicio o junta. El techo era alto, no lo alcanzaba ni saltando. No veía ni ventanas... Pero había luz. Un único fluorescente en el centro de la sala daba luz pálida a su entorno.

         Su vista se clavó en lo que no estudió hasta ese momento, la mesa sucia se un lado. Se acercó y vio que encima había un papel sucio, viejo y doblado.

         Lo desdobló y en la cabecera vio una esvástica. Por lo visto era lo último que dejaron unos ocupas nazis antes de largarse.

         Qué estúpido era, todo encajaba, "no le cuente nada ni a tu mujer". ¿Marcianos? Por favor si es que era vergonzoso que le engañaran de esa manera tan... Jodidamente fácil. Era un completo ingenuo.

         Por curiosidad, acercó el papel y lo leyó en voz alta:

 

                Los gobiernos fueron conscientes de la amenaza extraterrestre cuando Nikola Tesla murió en su habitación de hotel y el gobierno ruso confiscó sus documentos sobre inventos y tecnologías encontrados en donde murió.

      Si todos esos papeles salían a la luz, la humanidad sabría que seres de otros planetas existían y amenazaban con invadirnos. Él mismo lo advertía, sus inventos debían usarse en el más absoluto secreto para luchar contra los invasores.

      Con aquella documentación presentada en una reunión secreta de los líderes de las naciones más poderosas del planeta se fundó el EICFD. Los secretos de Tesla fueron entregados y puestos en custodia por la organización con el compromiso de luchar y defender a la humanidad de los ataques de fuerzas desconocidas.

      Uno de los discípulos de Nikola, John Von Neumann, llevó a Estados Unidos una de las teorías aprendidas de su mentor. Diseñó un generador que podía de hacer invisible a un buque. Así en una operación calificada TOP SECRET, se realizó el "Experimento Philadelphia" ese mismo año.

      El día 22 de junio 1943 se puso en marcha el generador. Una niebla verde envolvió el barco USS Eldridge y desapareció. Cuando se apagó el ingenio el buque reapareció a la vista. Muchos soldados sufrieron las consecuencias y alguno estaba muerto, fundido con el fuselaje del barco.

      La EICFD se encargó de eliminar toda prueba existente del suceso, los soldados supervivientes fueron tratados y tras un borrado de memoria selectivo, se reintegraron en la sociedad.

 

      Tesla tenía planos de máquinas tan peligrosas que si caían en las manos equivocadas la civilización dejaría de existir tal y como la conocemos. Estos son algunos ejemplos:

1.    Brazalete anti gravedad: Artilugio capaz de cortar las líneas del campo gravitatorio terrestre y mediante electromagnetismo modificar la dirección de la fuerza. El resultado, un brazalete que permite volar a un hombre con una simple pila de 1,5 voltios.

2.    Antena energética: Un aparato de unos trescientos gramos capaz de mandar corriente eléctrica a un punto lejano. El artefacto destino recibiría la electricidad como si estuvieran conectados por cable. El resultado: Millones de ahorro en toneladas de cobre. Pero esto es tecnología obsoleta.

3.    Teletransporte: Un aparato capaz de rodear un objeto con un campo magnético y antimateria de tal modo que deja de "existir". Si el sujeto se desplaza mientras permanece en ese estado y después lo desconecta aparecerá en el punto donde se haya desplazado en el mismo instante que desapareció, es decir se tele transporta.

4.    Escudo óptico: Es un generador en miniatura que provoca un campo magnético tan fuerte alrededor del portador que la luz le atraviesa a intervalos regulares de 60 veces por segundo, logrando su invisibilidad completa al ojo humano. Además puede de frenar impactos a gran velocidad.

5.    Gafas de visión verdadera: Estas gafas distorsionan la percepción y el portador es capaz de ver de forma asíncrona. Es decir puede ver a un sujeto que esté oculto por un escudo óptico.

6.    Cañón de plasma: Arma de escaso consumo energético (1,5 V) capaz de transformar electrones en energía pura y de lanzarla en la dirección deseada. El impacto continuado derretiría un muro de hormigón de cincuenta centímetros de grosor. Una pila alcalina AA permitiría realizar 500 disparos. Una normal, 140.

7.    Generador perfecto: Un aparato auto alimentado que genera una corriente eléctrica de 2 voltios utilizando el calor del ambiente. Enfría el entorno pero al producir energía que vuelve a calentarlo de modo que puede generar electricidad eternamente mientras esté en contacto con la atmósfera. En un sistema aislado a largo plazo la temperatura podría descender hasta 0º Kelvin.

 

                No vio nada más, seguramente la lista de inventos era mucho más larga pero sólo con los que acababa de leer el mundo cambiaría tanto que no podía ni imaginar las consecuencias. Solamente el generador perfecto colapsaría a las empresas energéticas. El brazalete anti gravedad haría absurdo el uso de coches, gasolinas... El tele transporte, el Cañón de plasma dejaría el mundo tan inseguro... Por no mencionar el dispositivo de invisibilidad.

         - Joder con Tesla. Yo pensé que sólo inventó la radio.

         Entonces se fijó que justo donde estaba el papel había unas gafas de plástico transparentes.

         - No puede ser...

         Se las puso y lo que vio le dejó estupefacto.

 

Comentarios: 16
  • #16

    Yenny (jueves, 21 mayo 2015 18:48)

    Chemo no creo que sea muy fácil desarrollar esos inventos, aunque por otro lado no se si se puede patentar una idea y luego vender los derechos para que otra persona lo pueda desarrollar, seria muy divertido poder usar uno de esos artilugios.

  • #15

    Chemo (miércoles, 20 mayo 2015 23:24)

    Yo propongo patentar los inventos de Tesla e iniciar un negocio de venta de artilugios del siglo XXI. Cada uno de los lectores podríamos ayudar a Tony a venderlos en nuestros respectivos lugares de origen y todos ganaríamos una buena recompensa. Además que sería una buena recompensa por ser lectores asiduos. ¿Qué os parece mi idea? Os apuesto a que nos volveríamos infinitamente ricos.

  • #14

    Yenny (miércoles, 20 mayo 2015 19:39)

    Ese es nuestro trabajo como lectores, no nos puedes quitar el trabajo jaja :)

  • #13

    Tony (miércoles, 20 mayo 2015 19:33)

    La única máquina que necesito es una que solucione mis problemas de memoria. Ya he corregido las fechas. Fausta fue secuestrada el 5 de abril, el 6 fue la contratación y el primer día de instrucción el 7.

  • #12

    Yenny (miércoles, 20 mayo 2015 16:10)

    Me olvidé de una observación se supone que Fausta es secuestrada el 6 de abril y Antonio conoce a estos militares el 7 de abril, y ahora vuelves a relatar como si fuera 6, ¿estoy confundida o Antonio ya aprendió a viajar en el tiempo?

  • #11

    Tony (miércoles, 20 mayo 2015 09:07)

    Je, je, je. No teneis dibero suficiente para pagarlos. Pero entiendo que todo el mundo los compraría si pudiera.

  • #10

    Alfonso (miércoles, 20 mayo 2015 05:45)

    Pues me parece bastante interesante la historia. Aunque muchos escritores ya han tocado el tema de las conspiraciones extraterrestres y el Gobierno Mundial, Tony, sería interesante que lo retomaras desde la perspectiva de Antonio. Has escrito sobre la Organización pero hasta la fecha sus miembros no se han involucrado en la historia ni se ha explicado exactamente qué papel juegan dentro del orden mundial.
    Otro punto importante. Se supone que Alastor añoraba con viajar al espacio. Entonces, ¿él no estaba enterado de los Grises?
    Por cierto, concuerdo con Jaime. Si se hubiesen inventado hace más de medio siglo, seguramente alguien ya los hubiera redescubierto. Quizá Tesla hubiese descubierto más cosas si tuviese los ordenadores y recursos modernos. Si algún dia consigues uno de estos artefactos, Tony, cuenta también conmigo como comprador.

  • #9

    Tony (miércoles, 20 mayo 2015 00:02)

    Extrañaba que me metiran prisa, aunque Jaime ha estado al pie del cañón sin faltar un sólo día.
    Aprovecho para invitar a los que siguen los relatos y no hablan a que lo hagan, que metan prisa, que corrijan posibles errores o que digan que les gusta.

  • #8

    Yenny (martes, 19 mayo 2015 22:38)

    Por fin terminé de leer todo lo que me quedó pendiente, esta historia está muy interesante, espero que sea larga para que puedas trabajar mejor todos los detalles y no se queda nada fuera.
    Gracias por preocuparte y extrañarme Tony :) mi desaparición fue por un problema con mi operador de teléfono e internet, espero no tener más problemas con ellos y como ya me conoces te voy a apurar con las otras partes, así que a ponerse las pilas jaja

  • #7

    Tony (domingo, 17 mayo 2015 22:05)

    Pues te he extrañado Yenny. Espero que todo vaya bien y no hayas faltado por temas de salud.
    Esperaré tus comentarios.

  • #6

    Yenny (domingo, 17 mayo 2015 01:58)

    Me voy por un par de días y me encuentro muchas novedades, pero lo primero y más importante Tony felicidades por el segundo bebé les deseo lo mejor y que puedan dormir jeje
    Creo que me va tomar unos días ponerme al corriente, ya escribiré mi opinión cuando termine, ahora me voy quiero saber en que quedó Fausta.

  • #5

    Da'niel59 (sábado, 16 mayo 2015 15:15)

    Hace rato que vengo leyendo estas historias pero esta me engancho porque vi una película sobre los grises

  • #4

    Tony (viernes, 15 mayo 2015 07:46)

    Y gracias por la corrección. Es Wright como tú dices. Ya lo he cambiado.

  • #3

    Tony (viernes, 15 mayo 2015 07:44)

    De hecho, Jaime, la historia real de Tesla es tan fuera de lo común que me dan ganas de escribirla algún día. Os recomiendo que ahondéis en ella y veréis que no me invento nada.
    En cuanto a sus inventos, si puediera venderte uno y lo hiciera... Probablemente sería lo último que haga.

  • #2

    Jaime (viernes, 15 mayo 2015 07:04)

    Para empezar, creo que el apellido de Abby debería escribirse Wright. De Nikola Tesla se ha dicho que dejó muchos inventos. Si él murió hace más de 6 décadas, ¿por qué ningún científico contemporáneo ha reinventado alguno de sus aparatos? Se me hace muy inverosímil que haya creado estas cosas.

    Tony, si no has vendido muchos libros, yo te podría comprar alguno de esos aparatos que le sobren a Antonio Jurado. jeje

    Por cierto, ¿Alastor o su Organización estaban enterados de la EICFD o de los Grises? Sería interesante que ahondaras en este tema.

  • #1

    Tony (jueves, 14 mayo 2015 00:32)

    Por favor, comenta si has llegado hasta aquí. Recordar que todos vuestros comentarios son bien recibidos.

Animal es el que abandona a su mascota.

Si es la primera vez que entras a la página, te recomiendo que entres al Indice.

¿Te gusta esta página?

 Ilustración por Wendy Naomi Arias Audiffred

El asesino que escribía cartas de amor

 

Libro primero de la recopilación de relatos más relevantes de la página.

Disponible a la venta. 

 

Haz click para ver detalles.

  

Ilustración por Antonio J. Fernández Del Campo.

 

Próximamente:  Segundo volumen recopilatorio.

 

Fausta

 

Ya disponible en papel

 

CONTACTO: 

 

Si quieres recibir por email los avisos de las novedades más recientes, inscríbete en el enlace siguiente.

 

Si quieres contactar conmigo directamente por email, escríbeme a esta dirección:

 

tonyjfc@yahoo.es

Chat

Contenido protegido por la ley

El disco de 2 Gb más pequeño del mundo
El disco de 2 Gb más pequeño del mundo