Run Like Hell - playstation 2 y Xbox

Cazar o ser cazado
Cazar o ser cazado

Corre como alma que lleva el diablo 

Cuando los survival horror se juegan como se tendrían que jugar... pasan desapercibidos.
Cuando un juego no tiene una carátula llamativa, suele atraer pocas miradas. A veces por el hecho de ser tan poco llamativa, invita a que la gente lo coja y le de la oportunidad de leer su argumento y ver las imágenes del juego en la contraportada. 

Cuando lo anunciaron, sin demasiado ruido, se prometía un juego de mucho agobio y acción ambientado en el espacio. Parecía que estábamos esperando algo grande. Pero grandes son MGS, DMC y GTA. ¿Alguien conoce RLH? 

¿Qué es Run Like Hell? Un título extraño que esconde sustos, un argumento de película de ciencia ficción (concretamente algo así como una mezcla de Alien y Depredador). 

Pero no vamos a destripar aquí el argumento, solo a poneros en situación: 

Encarnamos a Nichols Conner, un militar con mucha experiencia en combate que después de un tutorial en el que enseña a su novia a disparar, le encomiendan una aburrida misión de recogida de muestras en un asteroide cercano, y cuando regresa a la estación espacial junto a Emily, su compañera de equipo, se encuentra con que no hay nadie para recibirle. Bueno, eso es mentira, alguien le recibe y es aquí donde empieza el juego. Veremos un video en el que un alienígena "hace buenas migas" con Emily (literalmente) y al verlo, Conner no quiere ser su segundo plato y sale corriendo. 

Por ese inicio se llama como se llama el juego que nos ocupa. Podríamos equivocarnos si consideramos que va a ser todo "correr como alma que lleva el diablo". Solo serán dos ocasiones, al principio y al final, ya que el resto de juego es totalmente distinto. 

Esta introducción no es otra cosa que el motivo para que no nos desenganchemos del mando, una vez que se nos ha presentado dicha escena. Nada más llegar a la estación, Conner se encuentra con que han llegado invitados bastante poco civilizados, y además son capaces de doblar planchas de metal como si fueran rollitos de primavera. Por no mencionar su afición a comer seres humanos como tentempié y que encima tienen estómagos insatisfechos. Además, poco a poco, la estación espacial se va convirtiendo en una especie de ser vivo, y veremos cómo salen pequeñas criaturitas (tamaño XXL, ya que son más grandes que Conner) que al menos tienen la gentileza de dejarse matar. No como el armario empotrado alienígena que nos dio la bienvenida (y arrancó de cuajo... las aspiraciones de protagonismo de Emily) al que le resbalan las balas como si fueran de mantequilla. 

Es fácil imaginar que Conner, como buen veterano, sabe las prioridades que tiene. Pero no lo consigue sin ayuda. Encontrará supervivientes que aunque también son alienígenas, saben hablar y le ayudarán en su lucha contra la raza de indeseables invasores. Unos nos recordarán a algunas razas de Star Wars, otros a depredadores, pero los "alienígenas vestidos" son nuestros amigos. Los malos son muy semejantes a los de la saga Alien, pero estos tienen una forma más humanoide (con brazos y piernas). Pero para huir del temido plagio, ninguno de los seres descritos es exacto a lo que nos recuerdan. Bien vistos, ni siquiera sabremos por qué esa raza nos resulta familiar, ya que nunca hemos visto nada igual. 

Lo que empieza siendo una fuga se convierte en la peor pesadilla de los invasores, ya que no saben bien con quien se meten, y es que a Conner no se le puede tocar mucho las narices. Y más si su novia está desaparecida y tiene esperanzas de encontrarla con vida (aunque cada vez menos). 
Eso sí, a pesar de que machacaremos Aliens segundones, cuando nos encontramos al primer Alien grandote y nos salga la secuencia de fuga, dejaremos de pensar que estamos ante una especie de "Contra", donde todo el juego consiste en machacar innumerables oleadas de bichos. Aquí estos salen en los momentos menos esperados, y en muchas ocasiones nos llevaremos sustos mayúsculos. 

Los giros del argumento van a mantenernos enganchados hasta el final, aunque poco a poco este juego nos va dejando esa sensación de "esto ya lo he vivido", pero no acaba de ser así. Lo cual no es malo en absoluto, ya que nunca sabemos lo que puede pasar a continuación. Es como estar dentro de una película de terror, sin haberla visto nunca, y sin saber quienes van a morir y quienes vivir.

 

Gráficos 

Los escenarios son muy variados (según se mire), es una estación espacial que al principio está llena de cadáveres y algunos supervivientes, y a medida que avanza el argumento y vamos de un lado a otro, los escenarios cambian. Puede que recorramos siempre los mismos (aunque es una estación muy grande), pero nunca los veremos igual de una visita a la siguiente. Además no son cambios pequeños, ya que si al principio veíamos unos retretes espaciales, después veremos una especie de cueva viva donde las paredes parecen hechas de carne. Al final del juego toda la nave será orgánica y veremos que sus paredes se moverán como si estuviéramos dentro de un estomago gigante. 

El modelado de los monstruos es bastante semejante al de los Alien, y alguno que otro nos recordará a un personaje verde de cómics con tendencia a romperlo todo. Nuestro protagonista está bastante detallado y los escenarios son grandes y están bien ambientados (buena iluminación y empleo de niebla). Al principio podría decepcionarnos lo que vemos en el tutorial, pero una vez nos pongamos a matar monstruos la cosa cambia mucho. Será especialmente impresionante ver a Conner esperando ante una gigantesca puerta de una bodega de carga. Muchos se sentirán dentro de la película de "Alien, El regreso" ya que veremos una inmensa bahía de carga de naves, cubierta por una niebla verde muy propia de ese tipo de películas y con una música que ambienta a la perfección esa situación de tensión. Los efectos de los disparos están muy logrados pero no apuntaremos nosotros, sino Conner con el botón R1. Esto supone que siempre dispararemos al enemigo que queramos y no desperdiciaremos balas. Lo malo es que cada uno requiere una gran cantidad de disparos para morder el polvo, y encima tienen la manía de protegerse con sus brazos y no atacar solos, con lo que hay que esperar a que se descubran para machacarles, y no descuidar a los que no estamos atacando. 

El diseño de los enemigos, las animaciones de los mismos, y las de los protagonistas, están bastante conseguidas. Estamos ante un juego donde los gráficos no nos van a defraudar, ya que cumplen lo que deben cumplir y es hacernos sentir en una estación espacial gigantesca sin que ningún defecto gráfico nos haga perder la sensación de estar dentro de la película. Veremos lugares especialmente bien diseñados, con transparencias de suelos que nos harán ver todo un entramado de tuberías, un metro más abajo, veremos sangre en cualquier momento delatando que han descuartizado alguien allí. 

Aunque es un juego de acción y aventura, da la sensación de ser un survival horror y hay que tener en cuenta que en ocasiones nos llevaremos muchos sustos y ocurren escenas muy crueles, por lo que no es un juego recomendado para menores. 

Lo peor del apartado gráfico es la ausencia de selector de 50/60 Hz. 

Desarrollo 

Tendremos botiquines dispersos por el escenario, así como mejoras de armas y mensajes que dejó la gente antes de morir. Como los enemigos van a más, ya que aumentan en cantidad y dureza, nuestro armamento también podremos mejorarlo. Encontraremos tarjetas rojas y amarillas que nos servirán para mejorar nuestro arsenal. Podremos aumentar la cadencia de disparo y la potencia, así como la munición que cabe en un cargador. Tendremos la clásica metralleta de este tipo de películas, una escopeta (también mejorable en el transcurso del juego) y armas de nuestros amigos alienígenas, no de los malos sino de los buenos. 

Nos encontraremos puzzles curiosos, como que no podremos llegar al panel de control porque una grúa de metal bloquea el camino. Hay que ir a un terminal y accionar la plataforma para que al subir la plataforma se despeje el camino. Esto, aunque suene poco intuitivo, no debe preocuparnos ya que si tenemos algo que coger o manipular lo veremos en la distancia, ya que aparece un signo de admiración amarillo, rojo o verde, flotando sobre el objeto. 

Sonido 

Música en muchas ocasiones ausente, pero en otras trepidante muy adecuada para una película de esta ambientación, doblaje al ingles, muy competente y con subtítulos en castellano. Es de las pocas veces que podemos decir que mejor que no lo doblen al castellano ya que el actor que da vida a Conner es bastante bueno, Lance Henrikssen. Como pega podemos decir que hablan muy deprisa (especialmente la novia del protagonista, al comienzo del juego) y no nos dará mucho tiempo para leer lo que dicen. Sentiremos su pesadumbre, su furia, su frustración y todo cuanto se supone que siente nuestro protagonista. Nos hará sentir en una película de ciencia ficción de terror. Y lo bueno de estos juegos no basados en películas es que no sabes qué podemos encontrar, ya que no están atados a un argumento. 

Los sonidos de armas son muy creíbles y los de los monstruos resultan espeluznantes. Acompañan a sus ruidos efectos gráficos y de vibración que harán que por los nervios nos maten más de una ocasión. Sin duda todos estos detalles hacen de este apartado el punto más fuerte del juego, seguido de cerca por su argumento.

 

Jugabilidad 

No cabe duda que este juego se podría disfrutar más como un shooter en primera persona. Sería así por el apuntado más realista. Pero en este caso se ha optado por una acción en 3ª persona y cámaras manuales, porque con un stick nos movemos y con R1 fijamos blanco. Los botones L2 y R2 rotan la cámara. Esto nos permitirá disparar a enemigos a nuestra espalda mientras corremos en la dirección contraria y viendo el camino que estamos recorriendo. 

En ocasiones, en momentos tranquilos, necesitaremos explorar un escenario, accionar ciertos interruptores y volver a la puerta cerrada. Encontraremos munición, armas y personajes. Encontraremos también códigos secretos para abrir ciertas puertas, por lo que si habéis jugado una vez y anotado todos los códigos, la segunda vez os ahorraréis la búsqueda. Algunas veces encontraremos pistas del paradero de la novia de Conner, y hasta bien entrado el argumento podremos verla en un monitor. 

A pesar de que recorreremos salas llenas de monstruos que habrá que aniquilar, a veces no podemos matarlos con nuestras armas, sino que hay que usar la cabeza (no a modo de arma), para poder eliminar a ciertos enemigos más resistentes. Como por ejemplo, usar un robot para atraer a un monstruo de los grandes a una sala de experimentación de gravedad para usar la máquina y reventarles. 

Conclusión 

Exploración, terror y acción se unen en una coctelera para dar como resultado un juego donde su punto fuerte es sin duda el argumento. Los gráficos no son lo máximo de ninguna consola, pero está claro que no defraudan. Dista mucho de Doom 3, pero ya quisiera este último tener unos escenarios tan grandes y variados. 

Carece de modo multijugador, no tiene extras al terminar el juego y una vez disfrutamos de la secuencia final invita a rejugarlo solo cuando nos olvidemos del argumento. Aunque no nos defraudará si somos aficionados a este tipo de películas. 

En ocasiones nos costará eliminar a ciertos jefes, por lo que no es un juego fácil. Puede que para los más experimentados, los que disfruten con juegos como Ninja Gaiden a máxima dificultad, consideren este un juego de niños, pero al jugador medio no le parecerá tan sencillo. Y además, para nada es un juego de niños. Desde la primera secuencia hasta la última veremos razones para que un niño no se acerque a este juego. 

Puede durar unas 15 horas y no tiene ningún extra que merezca volver a rejugarlo. 

La pregunta de si merece la pena o no depende de cada uno. No hay otro juego en Playstation 2 donde podamos vivir una película de ciencia ficción y terror tan bien ambientado como este. Seguimos esperando un juego que esté a la altura de la saga Alien, aunque este nos sirve para abrir boca y sobre todo, para poner el listón moderadamente alto. 

En PlayStation2 tenemos pocos juegos que junten la acción y el terror de forma tan conseguida. El más parecido sería Resident Evil: Dead Aim, pero es mucho más corto que este. En general es un juego que da más miedo que un Resident Evil (excepto el 4), y además tiene mucha más acción y un argumento más elaborado. Pero por otro lado no pertenece a una gran saga y sus gráficos no son algo demasiado destacado, aunque no se han quedado desfasados. 

Finalizando, este juego no es para todos los públicos. Es para los que busquen acción rápida, emociones fuertes y un argumento complejo. No lo consideraréis el mejor juego de la historia pero desde luego se abrirá hueco en vuestros recuerdos como uno de los juegos con mejor ambientación y argumento que hayáis disfrutado. 

Por: Antonio J. Fernández Del Campo 

 

 

Nota 70

 

Animal es el que abandona a su mascota.

Si es la primera vez que entras a la página, te recomiendo que entres al Indice.

¿Te gusta esta página?

 Ilustración por Wendy Naomi Arias Audiffred

El asesino que escribía cartas de amor

 

Libro primero de la recopilación de relatos más relevantes de la página.

Disponible a la venta. 

 

Haz click para ver detalles.

  

Ilustración por Antonio J. Fernández Del Campo.

 

Próximamente:  Segundo volumen recopilatorio.

 

Fausta

 

Ya disponible en papel

 

CONTACTO: 

 

Si quieres recibir por email los avisos de las novedades más recientes, inscríbete en el enlace siguiente.

 

Si quieres contactar conmigo directamente por email, escríbeme a esta dirección:

 

tonyjfc@yahoo.es

Chat

Contenido protegido por la ley

El disco de 2 Gb más pequeño del mundo
El disco de 2 Gb más pequeño del mundo