A menudo el camino fallido es el inicio de un atajo.

 

 

Si quieres leer todas las frases pincha aquí.

Diario de escritura

Tierra de dragones

12ªparte

 

 

       —No han venido —Olivia entró en la iglesia con cara de fastidio—. Espero que no les haya pasado algo que les impida venir a sacarnos de aquí.

            — No seas catastrofista, mujer —dijo Jaime—. Tampoco era tan necesario venir. Seguro que mañana, no hay que ponerse en lo peor. Además así cobras dos días.

            — Ya. Eso espero.

            — Muy bien chicos, reunión de equipo —se acercó a ellos Elisa—. Vamos a la sala de reuniones.

            Se juntaron en la antigua sacristía de pie, pues no había sillas, y el último en entrar fue Alfonso.

            — Yenny, ¿cómo va el casco?

 

 

 

 

Pincha aquí para ir al comienzo de la historia

Pincha aquí si quieres ir directamente a la continuación.

 

 

Supervivientes


 Diario de verónica
 

 
 Llevo varios días en esta mansión. Por seguridad me mantienen encerrada, los soldados se Genomyal me consiguen todo lo que pido. No entiendo muy bien qué pasa ahí fuera, sigo incomunicada y de vez en cuando me visita un tipo muy extraño. Me trata como si me conociera y no sé de qué me ha estado hablando, lo cree porque me parezco a la mujer del cuadro del pasillo y me llamo Verónica pero mi cara no tiene rasgos especiales, me parezco a todo el mundo, será el peinado. 

 

 

 

Completas

El último día

 

 

 

          (final ampliado)

            En la cúspide de la basílica se apreciaba el brillo del Sol pasando por el halo que coronaba la cabeza de una estatua blanca. Aquello sólo podía ser una señal del cielo de un ángel aparecido en plena Plaza Mayor.

            La deuda de la hipoteca había vencido y ese día cumplía el plazo antes de que viniera la policía a sacarla a la fuerza. Aquel santo de piedra, con el Sol a modo de corona, se estaba burlando como si fuera un duende y le pedía que formulara un deseo para ignorarla y reírse de ella.

 

 

Pulsa aquí para leer el relato completo

 

Hermanas de sangre

    6ª parte

 

Juan José tenía un mercedes. Era un coche forrado interiormente de cuero que se sentía confortable. Tenía lunas oscuras y en su interior había una temperatura agradable, a diferencia de la calle que incluso amaneciendo se superaban los 25°.

            Era evidente que tenía dinero y vivía de sus habilidades mentales. Por el camino le contó que tenía planes de salir en televisión y demostrar al mundo el poder escondido en la mente. Su mujer, María Del Carmen, guardaba silencio en el asiento de copiloto.

            - Desde muy niño he podido controlar los latidos de mi corazón, incluso engañé una vez a mis amigos haciéndoles creer que tenía branquias porque aguanté sumergido en una piscina más de quince minutos. Con la mente suficientemente desarrollada, no existe nada imposible.

 

Si quieres leer la historia desde el principio pincha aquí.

Si quieres ir a la continuación pulsa aquí.

 

Los grises

35 ª parte

 

 

 John entró en una casa donde una mujer ponía la mesa. Era de mediana estatura, unos treinta años, pelo castaño oscuro, rostro ovalado, ojos pequeños de color marrón rojizo y expresión triste.
 Sus hermanos pasaron a su lado como exhalaciones, uno de ellos se llevó un trozo de pan de la mesa y después de darle un bocado el resto lo tiró a la cabeza de su hermano. Uno tenía quince años y el otro trece.
 - ¡No tiréis el pan! -Gritó encolerizada-. Que no hay más.
 - ¡Recógelo Tatiana! -Se escuchó desde la cocina.
 - Estoy harta de recoger los destrozos de estos dos. Deberías reprenderlos.
 

 

Pulsa aquí para comenzar a leerla.

Pulsa aquí para leer la continuación

El cuadro

4ª parte

 

  La tarde se le hizo larguísima. Alfonso quería buscar por internet la historia del cuadro de la niña pero apenas tuvo tiempo pues las tardes no le dejaban descanso ni para tomar un bocata. A las nueve y media, al fin, el negocio comenzó a aflojar y pudo buscar con ayuda del 3G del móvil.

            Apenas escribió en la pantalla: "niña demonio Halloween" vino un cliente con un niño pequeño y su mujer al lado.

            - ¿Cual quieres Charly? ¿Bob esponja?

            Ese hombre... Recordó la rocambolesca conversación que tuvo con él en la que trataba de evitar que comprara el cuadro de la niña y el tozudo individuo se lo compró igualmente a pesar de que su mujer no le dio su permiso.

 

 

Puedes leerla desde el principio pulsando aquí.

Pincha aquí para ir directo a la continuación

 

El investigador que interrogaba a las paredes

(36 partes)

 

           

Antonio Jurado tiene entre manos un nuevo caso que afecta directamente a su forma de vida: Averiguar por qué sus cuentas bancarias han sido intervenidas por la policía y desbloquearlas. Esta nueva aventura le llevará a descubrir una ancestral guerra secreta entre potencias ocultas que quizás hubiera sido mejor no descubrir.


 

Pulsa aquí para ir al comienzo de la historia

 

 

 Apéndice sobre Alastor y Génesis

 

         Este es un resumen esquemático de lo que ocurrió en el pasado. Hace 2500 años esto que voy a contar aquí ya era parte de la mitología cuando Herodoto, un historiador griego, escribió y comentó lo que averiguó en su tiempo.

         Aunque la gran mayoría de estos sucesos fueron escritos con lenguaje jeroglífico en las tumbas de los faraones y restos de antiguos edificios, pergaminos etc. Puede que no se cuenten como yo lo he resumido aquí, esta es una compilación de todo lo que he averiguado de los cinco dioses egipcios que "conciernen" a las historias de esta página y he completado algunos relatos para que cohesionen unos con otros.

 

 

Pincha aquí para leerlo

Sapphire Princess: TransoZeanic


 

Jackson decide tomarse unas vacaciones en un crucero y de paso buscar algún romance de verano. No tiene ni idea de lo mucho que cambiará su vida en unos días.

 

 

 

Pincha aquí para ir a la primera parte

Pincha aquí para ir a la continuación

 

El último amanecer

(14 partes)

 

El trayecto en coche fue un momento, apenas un minuto después llegaron frente al surtidor de gasolina, que estaba desierto. Más allá estaban las verjas del aeropuerto y no veían la pista de aterrizaje por la densa vegetación que la rodeaba. Ahí detrás podía haber mil zombis y si les olían no tendrían tempo de reaccionar ya que los arbustos estaban a poco más de cuatro metros.

 

Rellenaron las tres garrafas que Rebeca tuvo la precaución de llevar al salir de la casa de Brian más dos que encontraron allí vacías. Cuando estaba llenándose la última escucharon gruñidos en la vegetación de otro lado de la carretera.

 

Puedes leer desde el principio aqui

Puedes leer la continuación aquí

Seis vidas (1 parte)

James, 32 años

El reloj marcaba las 6:54 A.M. cuando se paró a causa de un impacto con el marco de la puerta.

Le despertaron los gritos de la calle, centenares de voces chillaban por el pánico y James se vistió a toda velocidad. ¿Vendría un tsunami? Estaba en un bungalow de madera, rodeado de otras chozas similares para turistas que se aguantaban sobre el mar en pedestales de madera y plataformas que se elevaban un metro del agua encrespada en plena marea alta. Ya se había acostado intranquilo pensando en lo terrible que sería estar ahí en plena tormenta de modo que su mente se mantuvo alerta durante la vigilia. Cuando salió se golpeó la muñeca contra el marco de la puerta y su reloj se paró.

 

Si quieres leer este relato pulsa aquí.

Los mendigos eternos

 

(11 partes)

 

Al igual que provoqué en Emma un "click" en su cerebro al demostrar que los fantasmas existían, activé mi propio radar mental al probar ese brebaje... O más bien desperté esa habilidad innata. Dicen que usamos el diez por ciento de nuestro cerebro. Quizás sea cierto, el resto se activa si conseguimos encontrar el interruptor adecuado.

 

 

Pulsa aquí para leer desde el principio

Aquí para ir a la continuación

El misterio del vagabundo

(5 partes)


Katie eligió el teléfono de Andrea y al tomar la decisión supo que ella merecía la muerte por tener demasiada suerte en la vida. Ni siquiera necesitaba el trabajo ya que su marido era un abogado de éxito y no le ponía pasión a su profesión periodística. La habían elegido por ser una manipuladora, por sonreír más al jefe, por aprovecharse de su suerte. Pero ella la pondría a prueba una vez más.

— Hola Andrea —saludó al escuchar su voz—, felicidades por el trabajo, de verdad que me alegro.

 

 


El diario de Jill Valentine

(11 partes)

Nota: Esto es una guía de un videojuego hecho por Capcom, solamente la redacción es mía. No lo juzguen por argumento.

Nota2: Como tal guía contiene infinidad de spoilers.  


 Me deslicé por las escaleras de la trampilla que se había abierto y llegué a una sala que tenía un artefacto de lo más extraño. Era como un cañón lleno de cables y parecía capaz de disparar a grandes distancias, pero la compuerta por la que debería hacerlo estaba cerrada y habían colocado una especie de columnas de hormigón donde pude ver restos calcinados de armas biológicas de aspecto muy peligroso. Al principio temí que se levantaran pero al tocarlos se deshacían convertidos en polvo. Me pregunté qué potencia debía tener esa arma para destruir un Tyrant de esa manera.


 Había una puerta que daba a la pista de aterrizaje, pero como no, estaba bloqueada. La golpeé con fuerza, sin duda Nikolai puso algo detrás cuando salió. Por eso dijo que no había escapatoria, maldito perro de Umbrella. 

 

Pincha aquí para entrar a leerla desde el principio

Pincha aquí para ir directamente a la continuación 

 

La sombra de Verónica

(22 partes)

 

 

  

— ¿Es una broma? —Interrogó el juez.

— ¿Ocurre algo? —Se asomó un policía que le estaba esperando en la puerta.

— No lo sé, me han dicho que venga a levantar un cadáver y aquí no hay nadie muerto. ¿Dónde está Antonio Jurado? —inquirió el juez asomándose a la cocina.

Brigitte seguía tan asombrada que no era capaz de pensar ni hablar nada coherene.

— Soy yo, no voy a ser el vecino.

— ¿Pueden explicarme todo esto? Tengo un informe que certifica su defunción.

— Ah, sí, vinieron en una ambulancia, me di un golpe muy duro en la cabeza —explicó —. Pero mire.

Le mostró la reciente cicatriz y tocó con los nudillos para que sonara el metal.

— Aquí ya no hay hueso, puro acero —sonrió orgulloso—. Cuando se marcharon me desperté. Supongo que con lo gordo que estoy no me cogieron bien el pulso. Las prisas, entiende.


El ojo misterioso

Bájatelo en epub o coméntalo si ya te lo has leído.

(17 partes)


Descendieron por el ascensor sin decir una palabra y fueron directamente a la séptima planta del subsuelo. María tenía la esperanza de que todo se iba a arreglar por sí solo y suponía que Pierre había confiado en ella por haberle confesado tan sucio secreto.

 

  

Pincha aquí para leer desde el principio

 

Karma de sangre

(29 partes)


Nunca se enamoraba, era una norma. Nunca se acercaría a chicas demasiado atractivas o que tuvieran esa chispa peligrosa. Sus amigos le admiraban porque era capaz de liarse con la chica que se propusiera, lo que no sabían era que él sabía perfectamente a lo que podía aspirar.

En aquella ocasión, Jaime le señaló a una pelirroja y le enseñó un billete de diez euros.

- Esta vez tendrás premio si te ligas a esa. Fíjate, ha rechazado ya a tres tíos mazas -le retó.

 

 

Si quieres leer desde el principio pincha aquí

 

La casa


(?? partes, dos finales buenos. Depende de tus decisiones)


Puede que hayas leído muchas historias de miedo, pero nunca en primera persona y con capacidad tomar tus propias decisiones y ver sus consecuencias.

 

Pincha en el enlace para comenzar a leerla desde el principio. Debido a la complejidad de la historia, si queréis guardar para seguir leyendo otro día, guardar la dirección de enlace donde os quedéis o bien guardarla en favoritos.  No existen atajos en el índice de la derecha para que no podáis hacer trampas.

 

 

Pincha aquí para entrar en la primera parte.

 

 

Si ya te has leido esta historia y quieres conocer la continuación (no interactiva) puedes leer:

 

Angel de la muerte.

La última misión del ángel.

Y MUCHAS MAS...

El sentido de la vida es que nuestra mera existencia justifica los sacrificios de nuestros ancestros y hace posibles los de nuestros descendientes.

Animal es el que abandona a su mascota.

Si es la primera vez que entras a la página, te recomiendo que entres al Indice.

¿Te gusta esta página?

  

El asesino que escribía cartas de amor

 

Libro primero de la recopilación de relatos más relevantes de la página.

 

Disponible a la venta en todo el mundo.

 

 

 

Próximamente:   El ángel que desafió al Diablo Segundo volumen recopilatorio.    

Fausta

 

Ya disponible en papel

 

CONTACTO: 

 

Si quieres recibir por email los avisos de las novedades más recientes, inscríbete en el enlace siguiente.

 

Si quieres contactar conmigo directamente por email, escríbeme a esta dirección:

 

tonyjfc@yahoo.es

Chat

Contenido protegido por la ley

El disco de 2 Gb más pequeño del mundo
El disco de 2 Gb más pequeño del mundo